Qué es la crioterapia ginecológica y qué soluciones ofrece

La crioterapia ginecológica es un concepto que incluye diferentes terapias relacionadas con la ginecología, a partir de la aplicación de frío en zonas localizadas.

En la actualidad se trabaja con varios tratamientos y se están desarrollando diferentes aplicaciones, con el objetivo de tratar diversos problemas relacionados con la ginecología, mediante un proceso rápido, eficaz y sin ningún efecto secundario. 

Eliminación de imperfecciones en la piel

Mediante la aplicación de crioterapia, podemos actuar en zonas externas ginecológicas, con el objetivo de eliminar diversas imperfecciones. 

En este caso, la mayoría de los tratamientos son estéticos, pero existe un porcentaje de pacientes que recurren a tratamientos de crioterapia ginecológica debido a que estas imperfecciones pueden provocar un impacto negativo en su salud. 

La crioterapia localizada permite actuar en la zona específica, eliminando cualquier imperfección sin marcas ni efectos secundarios. 

Cervicitis

La cervicitis viene provocada por una inflamación del cuello uterino. En este caso la crioterapia se aplica directamente en la parte afectada, consiguiendo en la mayoría de los casos, que la inflamación remita de inmediato.

Normalmente es necesario aplicar el tratamiento en varias sesiones, para que los resultados sean permanentes. 

Displasia cervical

La superficie del cuello uterino puede desarrollar cambios debido a un desarrollo celular anormal. La aplicación de crioterapia en el cuello uterino nos permite tratar la zona de forma directa, evitando que estas células puedan desarrollarse. En los casos más graves, una displasia cervical puede llegar a generar un cáncer de útero. 

Nódulos y papilomas genitales

Mediante la crioterapia ginecológica podemos tratar nódulos, verrugas, papilomas y otras imperfecciones semejantes.

Lo que conseguimos mediante la aplicación de crioterapia es congelar el tejido, para su posterior reducción, llegando a conseguir que esta imperfección desaparezca. Tanto nódulos como papilomas se pueden tratar mediante crioterapia, un proceso que es también muy eficaz en verrugas genitales.

Aplicación de crioterapia ginecológica

Es muy importante que la crioterapia se aplique mediante un método específico, con el que podamos incidir en la zona afectada. Este tipo de tratamiento es muy eficaz en la mayoría de los casos, pero la congelación de tejidos puede tener riesgos relacionados con el proceso de congelación, por eso es imprescindible que el tratamiento lo aplique una persona especializada en crioterapia, que conozca en profundidad las consecuencias de su aplicación.    

En Cryosense desarrollamos cabinas de crioterapia para tratamientos corporales, aplicando la tecnología más avanzada en tratamientos de crioterapia de recuperación. 

 

FUENTES

 

Escribe un comentario