Crioterapia cervical: Qué es y cómo se realiza

COMO ES UNA SESION DE CRIOTERAPIA
Cómo es una sesión de Crioterapia de Cuerpo Entero
17 enero, 2019
recuperacion muscular
¿Por qué es importante la recuperación muscular después del entrenamiento?
1 febrero, 2019
Show all
Crioterapia cervical: Qué es y cómo se realiza
crioterapia cervical

La crioterapia, o terapia de frío, es un término amplio que va más allá de las cabinas de criosauna para los tratamientos de belleza y la rehabilitación de lesiones deportivas. Hoy nos fijamos en una de esas aplicaciones: la crioterapia cervical. Si quieres saber en qué consiste, sigue leyendo.

Qué es la crioterapia cervical

El cervix es la parte inferior del útero, situada en el fondo de la vagina, flexible, delgada y de unos tres centímetros de longitud. El cáncer cervical afecta a las células del cuello uterino. Las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) son la principal causa del cáncer cervical, que en la actualidad es el tercer tipo de cáncer más frecuente en mujeres, el cancer de cuello uterino. La crioterapia cervical se usa para destruir las células cancerígenas mediante congelación.

¿Cómo se realiza la crioterapia cervical?

El procedimiento se realiza de forma ambulatoria y sin necesidad de anestesia. Con la paciente recostada en la camilla se le separan las paredes de la vagina con un especulo. Después se introduce una criosonda que se apoya suavemente contra el cuello uterino durante unos minutos.

El dispositivo criogénico consiste en un tanque de gas que contiene un refrigerante y un gas no tóxico, no explosivo (generalmente óxido nitroso). El gas se aplica utilizando un tubo flexible a través de un accesorio tipo pistola a la criosonda.  Este instrumento congela las células muy rápidamente. Por lo general, el médico hace esto dos veces y se detiene unos minutos entre cada acción.

Los posibles riesgos son los siguientes:

  • Calambres uterinos. A menudo ocurre durante la crioterapia, pero desaparece rápidamente después del tratamiento.
  • Sangrado e infección. Raras veces ocurre, pero se han dado algunos casos.

La crioterapia cervical es eficaz para destruir todas las células anormales en el 77-96% de los casos.

Cuidados después de una crioterapia cervical

Como hemos visto, la crioterapia cervical es un procedimiento mínimamente invasivo. La mayoría de las mujeres pueden regresar a sus actividades diarias el mismo día.

A menudo después de la intervención aparece una secreción vaginal abundante y con frecuencia olorosa durante el primer mes tras procedimiento. La secreción se debe a las células de tejido muerto que se desprenden del cuello uterino. Para paliar este síntoma suelen prescribirse cremas como Aminocerv.

Por otro lado, la paciente debe evitar las relaciones sexuales y el uso de tampones durante tres semanas. Tampoco conviene hacer demasiado ejercicio, para disminuir las posibilidades de aparición de sangrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *