Los efectos psicológicos de la crioterapia en pacientes

Crioterapia para los huesos
Los principales beneficios de la crioterapia para los huesos
5 junio, 2019
Crioterapia para la queratosis seborreica
Cómo actúa la crioterapia para la queratosis seborreica común
26 junio, 2019
Show all
Los efectos psicológicos de la crioterapia en pacientes
Efectos psicológicos de la crioterapia

Los efectos psicológicos de la crioterapia son todavía objeto de investigación. Existen varios estudios centrados en el efecto de las terapias de frío más allá de las consecuencias físicas, tratando de descubrir el impacto que tiene la crioterapia en el plano psicológico.

Esta semana analizamos los efectos psicológicos de la crioterapia y su uso como parte de la psicoterapia.

Cómo actúa la crioterapia en el cerebro

Son varios los estudios que apuntan a la influencia de la crioterapia a la hora de liberar endorfinas. Como veremos a continuación, las endorfinas son responsables de las sensaciones agradables que nos proporciona nuestro cerebro, si se liberan durante un tiempo determinado, pueden tener un efecto muy positivo sobre un paciente.

Qué son las endorfinas

Las endorfinas son péptidos opioides que funcionan como transmisores. Son la glándula pituitaria y el hipotálamo los que producen endorfinas en situaciones como la excitación, el consumo de determinados alimentos como el chocolate, cuando estamos con alguien de quien estamos enamorados, etc. Estos péptidos producen una sensación de bienestar prolongada.

Lo que consigue la crioterapia es estimular la producción y liberación de endorfinas, provocando una sensación de bienestar, similar a la que sentimos después de superar un reto deportivo.

El desarrollo de las investigaciones actuales

En la actualidad existen múltiples investigaciones que tratan de experimentar con diferentes métodos que tratan de paliar diferentes neurosis, algunos de ellos se centran en la crioterapia.

Muchos desórdenes psicológicos se pueden reducir, incluso curar definitivamente, en base a reacciones físicas del propio cuerpo, lo que se quiere conseguir es que la propia terapia de frío desencadene reacciones físicas en el cerebro, capaces de paliar estos desórdenes psicológicos.

Entre los desórdenes que queremos tratar se incluyen los siguientes:

  • Insomnio
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión

Al menos estos cuatro casos estarían relacionados, al menos en parte, con la liberación de endorfinas, que podríamos estimular simplemente sometiéndonos a terapias de frío en criosaunas.

El futuro de la investigación psicológica

El objetivo principal de las investigaciones que se están desarrollando en la actualidad es controlar ciertas reacciones del cerebro, en el futuro se tratará de evaluar el impacto real de la terapia de frío en las reacciones cerebrales, comprobando si estos efectos tienen un impacto a largo plazo en pacientes con trastornos psicológicos, y hasta qué punto podemos disminuir los efectos de casos como la depresión a partir de terapias de frío. Si la ciencia es capaz de demostrar este efecto, estaremos más cerca de curar este tipo de dolencias psicológicas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *