Qué es la crioterapia cervical y cuáles son sus efectos positivos

instalar criosauna
Las condiciones básicas para instalar una criosauna terapéutica
14 agosto, 2019
Endorfinas
La acción de la crioterapia en la liberación de endorfinas
28 agosto, 2019
Show all
Qué es la crioterapia cervical y cuáles son sus efectos positivos
Crioterapia cervical

La crioterapia cervical es un método preventivo que ayuda a evitar el cáncer de útero en mujeres. Aplicando un método de frío localizado, podemos aislar celular potencialmente cancerígenas, conseguimos favorecer el nacimiento de células sanas, que ayuden a evitar este tipo de cáncer.

Cómo funciona el tratamiento de crioterapia cervical

El objetivo es eliminar las células anormales situadas en el cuello del útero. El proceso se basa en la congelación de estas células, para a continuación eliminarlas, para que nazcan células completamente sanas.

El tratamiento es muy sencillo, el médico introduce el espéculo a través de la vagina para que el cuello uterino quede completamente accesible, a continuación se introduce la criosonda, el instrumento que congelará las células potencialmente dañinas.

Habitualmente el proceso de congelación se lleva a cabo dos veces, dejando unos minutos de descanso entre ambos procesos. El tratamiento completo tarda solo unos 5 minutos.

La eficacia de la crioterapia cervical

La crioterapia tiene una eficacia de hasta un 90 %, en estos casos las células sospechosas desaparecen por completo. Si la revisión posterior detecta la presencia de más células potencialmente dañinas, el proceso se puede llevar a cabo de nuevo, para obtener los resultados esperados.

El proceso apenas genera dolor. Es cierto que se puede sentir un dolor abdominal leve y un frío intenso en la zona de la vagina, pero se trata de una molestia fácilmente soportable. De hecho, la mayoría de las mujeres que se someten a este proceso no sienten ninguna molestia.

Proceso de recuperación posterior

La crioterapia cervical ubicada en el cuello uterino apenas tiene efectos secundarios. En cualquier caso, es recomendable seguir los siguientes consejos para recuperar por completo la zona tratada:

  • No te bañes en piscinas o agua de mar en al menos dos semanas.
  • Se recomienda un baño diario en una ducha, nunca en bañera.
  • Evita las relaciones sexuales durante al menos 4 semanas, ya que este es el tiempo que tarda la zona en cicatrizar por completo.
  • No uses tampones durante 4 semanas.
  • Es muy común que se produzcan secreciones acuosas durante los primeros días, causado por el tejido cervical desprendido por la crioterapia.

En los casos más graves se pueden producir dolores parecidos a los de un cólico, incluso un sangrado leve, como decimos, es poco común, pero en caso de producirse, es recomendable que acudas a un especialista de inmediato, con el fin de evaluar la zona afectada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *