La aplicación de crioterapia para verruga plantar

Las verrugas plantares pueden ser una afección muy dolorosa si no se tratan. El principal perjuicio es que suelen aparecer en las plantas de los pies, y por tanto soportan un apoyo continuo cada vez que caminamos, que en ocasiones genera un dolor muy intenso. La crioterapia para verruga plantar permite solucionar este problema, mediante la aplicación de frío sobre las zonas afectadas. 

Síntomas y características de la verruga plantar

Las verrugas plantares son pequeños bultos que surgen en las plantas de los pies y en los talones. Este tipo de verruga está provocada por un contagio vírico, el virus del papiloma humano, y por tanto desaparece con el tiempo en la mayoría de los casos, sin embargo, la aparición de este tipo de verrugas suele ser tan doloroso, que la mayoría de pacientes solicita un tratamiento con el que se consiga eliminar eficazmente las protuberancias de la planta del pie. 

Las verrugas plantares pueden aparecer en forma de callosidad, pero también puede comenzar con el endurecimiento de la piel, aparición de puntos negros o surcos en las plantas del pie, en incluso podemos empezar a sentir un dolor en la planta sin que aparezcan signos visibles.

¿Es contagioso el virus que provoca la verruga plantar?

Sí, la carga vírica que provoca la verruga plantar es contagiosa, sin embargo, esto no quiere decir que todas las personas que sufran un contacto vayan a desarrollar esta afección.

El cuerpo humano responde en ocasiones de manera muy distinta ante una amenaza, de esta manera, puede originarse un contagio mediante un contacto leve y al contrario, una persona en contacto continuo con un caso de verruga plantar puede no desarrollar ningún síntoma. 

En cualquier caso es importante recordar que la verruga plantar es contagiosa, y que por tanto, una persona que desarrolla esta afección deberá extremar sus precauciones, con el objetivo de evitar contagios a personas cercanas. 

La crioterapia para verruga plantar

La crioterapia permite congelar en pocos segundos tejidos dañados, en el caso de la verruga plantar, se trata de una protuberancia externa localizada en la base del pie, por tanto, podemos congelarla mediante crioterapia localizada, para aislar este tejido y eliminarlo. El resultado se percibe en pocas sesiones, los bultos provocados por la verruga plantar desaparecen, permitiendo al paciente volver a caminar con normalidad, sin dolor y sin dañar los tejidos cercanos. 

 

FUENTES

 

 

 

Escribe un comentario