Qué es la terapia de biorregulación con crioterapia

El concepto de biorregulación hace referencia a un método basado en la compensación de diversas variables corporales. La terapia de biorregulación nos permite medir diferentes parámetros que afectan a nuestro organismo para realizar diagnósticos, y establecer soluciones, en ocasiones basadas en la crioterapia, como remedio a la descompensación que sufren ciertas partes de nuestro cuerpo.

Esta semana analizamos el impacto de la terapia de biorregulación y todo lo que puede aportar la crioterapia en este tipo de tratamientos.

Qué es la terapia de biorregulación

La terapia de biorregulación tiene como objetivo principal regular las frecuencias alteradas del cuerpo. 

El cuerpo dispone de una especie de reloj interno, que mide nuestras frecuencias diarias y nocturnas. De esta manera, todo nuestro organismo basa sus funciones en una serie de rutinas, que se repiten día tras día. Esta serie de rutinas pueden variar dependiendo de muchos factores, sin embargo, muchas de estas variaciones pueden crear una descompensación, que traiga consecuencias nocivas a nuestro organismo.

Lo que buscamos con la terapia de biorregulación es obtener un equilibrio, es decir, que las distintas fases del cuerpo queden alineadas, y el organismo actúe en base a esta serie de ritmos internos. Si lo conseguimos, nuestro cuerpo estará actuando en base a rutinas muy beneficiosas a largo plazo. 

Factores que afectan a la biorregulación 

En realidad son muchos y muy diferentes los factores que afectan a la biorregulación, por eso este tipo de estudio debe contemplar todo tipo de variables.

Son muchas las causas que pueden provocar una descompensación en nuestra biorregulación, desde una enfermedad que varíe nuestras rutinas, hasta un cambio de alimentación, incluso, el cambio de una estación a otra puede ser motivo suficiente como para afectar a nuestra biorregulación.

Los mecanismos de autorregulación del organismo facilitan la acción de la mayoría de las funciones de nuestro cuerpo, si existe una descompensación prolongada, las consecuencias pueden ser muy perjudiciales. 

Biorregulación y crioterapia

La crioterapia es una solución adecuada para compensar los factores que participan en el proceso de biorregulación. Mediante la terapia de frío conseguimos que el organismo reciba una serie de estímulos, capaces de compensar factores de biorregulación descompensados. 

La capacidad de la crioterapia para aliviar el insomnio o liberar endorfinas son dos ejemplos prácticos de cómo este tipo de terapias pueden llegar a influir en la biorregulación del organismo, sin necesidad de tratamientos farmacológicos.

En Cryosense seguimos trabajando para ofrecerte nuevas soluciones, con las cabinas de crioterapia más avanzadas.   

FUENTES

1 comentario
Escribe un comentario