La aplicación de crioterapia en un esguince de tobillo

La crioterapia es muy eficaz en lesiones producidas en articulaciones. La aplicación de crioterapia en un esguince de tobillo es muy eficaz, siempre y cuando apliquemos esta terapia de manera correcta, y con dispositivos con los que podamos controlar tanto la temperatura como los tiempos de exposición.

Por qué se produce un esguince de tobillo

Los esguince de tobillo se producen al doblar esta articulación de manera antinatural. Las bandas resistentes de tejido, es decir, los ligamentos, se ven sometidos a una fuerza excesivamente intensa, forzando esta zona. Los ligamentos son extremadamente flexibles, de hecho son los tejidos que nos ayudan a mantener los huesos unidos, mientras permiten además que la articulación realice movimientos, sin embargo, ante un movimiento forzado pueden dañarse, como sucede en los casos en los que se produce un esguince. 

Tratamientos de esguince con crioterapia en cabina

Lo que conseguimos mediante la aplicación de frío en la zona afectada, en este caso el tobillo, es reducir la inflamación de la articulación. El hielo como terapia temprana puede ayudar, pero va a ser la crioterapia controlada la que realmente va a actuar sobre la zona afectada.

El tratamiento debe ser intermitente, aplicando frío a intervalos. Mediante una cabina de crioterapia podemos controlar los tiempos de exposición, así como las temperaturas. El objetivo es actuar sobre los tejidos que han sido afectados por el esguince, mediante la aplicación directa de frío conseguimos que los ligamentos se recuperen acortando los plazos, evitando además que la lesión se agrave. 

La aplicación de crioterapia en articulaciones

Las articulaciones son zonas en la que se unen dos huesos, al menos uno de ellos tiene cierta libertad de movimientos. Más allá de la unión ósea, existen además otros tejidos presentes en las articulaciones, como los tendones, los músculos y los ligamentos.

Esta unión de tejidos, y el hecho de que exista movimiento, es lo que convierte las articulaciones en zonas del cuerpo especialmente expuestas a lesiones. Un movimiento forzado puede generar un esguince que requiera una terapia de recuperación específica.

Como parte de este plan de recuperación, la crioterapia en cabina controlada puede ayudar a recuperar un tejido afectado, mejorando la función que realiza la articulación. 

En Cryosense hemos desarrollado una solución basada en cabinas de crioterapia, con las que es posible controlar todos los aspectos de la terapia, con el objetivo de ofrecer a cada paciente un tratamiento específico.  

FUENTES

  

1 comentario
  • Responder Daniel

    julio 7, 2021, 6:57 pm

    ¡Qué post tan interesante! Justamente hablábamos de la importancia de la crioterapia en el tratamiento de los esguinces de tobillo agudos. Desconocía los usos de Cryosense, ahora mismo voy a investigar más! Podéis ver nuestro análisis de la importancia de la crioterapia en los tiempos de recuperación en nuestro post Cómo curar un esguince

Escribe un comentario