Breve historia de la crioterapia desde sus orígenes hasta hoy

crioterapia útil para adelgazar
¿Es útil el tratamiento de crioterapia para adelgazar?
20 noviembre, 2018
famosos y crioterapia
Lista de famosos que usan la Crioterapia
5 diciembre, 2018
Show all
Breve historia de la crioterapia desde sus orígenes hasta hoy
historia de la crioterapia

Viendo las futuristas cabinas de crioterapia que aparecen en centros de estética y salud podría pensarse que la crioterapia es una técnica moderna. Nada más lejos de la realidad; las propiedades beneficiosas del frío se vienen usando desde hace siglos (si bien es cierto que las cabinas de criosauna permiten aplicarlas de forma mucho más eficaz). En este post hacemos un breve repaso de la historia de la crioterapia. ¿Quieres acompañarnos? Pues sigue leyendo.  

Crioterapia: Historia 

La historia de la crioterapia se remonta al antiguo Egipto. En el Papiro Edwin Smith, datado en el 1500 a. C, ya se hablaba sobre el uso del frío para tratar la inflamación en traumatismos. En la antigüedad también se usaban compresas frías para tratar la inflamación de las heridas infectadas. 

Sin embargo, el termino crioterapia no proviene de Egipto, si no de Grecia. Su origen está en la unión de las palabras “crio” que significa frío y “Therapeia”, que significa terapia o cura.  

Médicos de la antigüedad tan famosos como Hipócrates popularizaron el frío para la hinchazón y el dolor, pero con el tiempo los usos de la crioterapia se fueron refinando. En 1050 d. C, los monjes ingleses usaban frío como anestésico local. Mucho más tarde, en 1845, el Dr. James Arnott descubrió que la crioterapia era un tratamiento muy efectivo para la neuralgia y las migrañas. En otros experimentos, también descubrió que los tumores se encogían cuando se contraían con frío… 

En 1907 se empezó a usar dióxido de carbono sólido para congelar y eliminar las verrugas. Poco después de la Segunda Guerra Mundial el nitrógeno líquido desplazó al dióxido de carbono.  

Como vemos, la aplicación del frío de forma localizada ha sido habitual a lo largo de la historia. Pero hasta la década de 1970 no apareció la crioterapia de cuerpo entero. Fue en Japón, de la mano del Dr. Yamaguchi, que la usaba como una forma de tratar la artritis reumatoide. Los médicos descubrieron que al enfriar rápidamente la superficie de la piel el dolor y la inflamación en las articulaciones disminuían. Su conclusión fue que una disminución rápida de la temperatura produce una liberación repentina de endorfinas que reducen el dolor. 

En 2008, las saunas de crioterapia se introdujeron en los Estados Unidos y desde entonces se han seguido expandiendo a nivel mundial. Las saunas de crioterapia se utilizan hoy en día para una amplia gama de lesiones y dolores, así como para afecciones de la piel. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *