Cómo se aplica la crioterapia con nitrógeno líquido

La crioterapia con nitrógeno líquido es una terapia que ofrece aplicaciones muy diversas. Ya sea de forma localizada o mediante cabinas corporales, esta terapia de frío permite actuar sobre tejidos dañados, protegiendo el resto de nuestro organismo.

Terapias con nitrógeno líquido

Las terapias con aplicación de nitrógeno líquido se basan en la acción del frío intenso y sus consecuencias sobre las células del cuerpo. El cuerpo se somete a una temperatura excepcionalmente fría, unos 150 º C negativos, para incidir en zonas afectadas. Una de las ventajas de la crioterapia es que las células sanas no se ven afectadas, y por lo tanto los tejidos de estas zonas no resultan dañados. 

En unos minutos la parte lesionada se congela y se origina un proceso celular que propicia la curación. Sus aplicaciones permiten llevar a cabo todo tipo de terapias.

Tratamientos basados en la crioterapia

La crioterapia con nitrógeno líquido se aplica en la actualidad tanto en terapias médicas como en tratamientos médico-estéticos. Algunas de las soluciones que ofrece la crioterapia actualmente son las siguientes. 

  • Tumores aparecidos en la piel
  • Eliminación de lunares y manchas
  • Aparición de nódulos
  • Recuperación de lesiones, especialmente en articulaciones
  • Alivio de dolores crónicos
  • Papilomas cutáneos
  • Cánceres de próstata o hígado

 

Estos son solo algunos de los tratamientos en los que podemos aplicar nitrógeno líquido, en estos casos congelamos una zona específica del organismo, protegiendo las células sanas que se ubican en las zonas cercanas. 

Cabinas de crioterapia Cryosense

En Cryosense trabajamos con cabinas de nitrógeno líquido evaporado. Este sistema nos permite llevar a cabo todo tipo de terapias de cuerpo completo, capaces de incidir en una zona afectada por una lesión, proporcionando además un bienestar que beneficia al organismo. 

Además de las terapias físicas, la crioterapia en cabina también tiene ventajas para el bienestar del paciente. Entre sus acciones destaca la liberación de endorfinas, que permite mejorar el estado de ánimo del paciente, reduciendo los síntomas que generan ansiedad o depresión. 

Las cabinas de crioterapia Cryosense cuentan con los sistemas de seguridad más avanzados. La temperatura a la que se expone el paciente se puede controlar en todo momento, para ofrecer un tratamiento personalizado, que incide de forma específica en la zona afectada. Las cabinas de nitrógeno líquido Cryosense son las más avanzadas, por eso garantizan el mejor resultado en diferentes terapias que requieren nitrógeno líquido evaporado. 

 

FUENTES

 

    

Escribe un comentario