Qué es el tratamiento de termocontraste y cuáles son sus ventajas

La aplicación de ciclos de frío y calor es un excelente tratamiento para la eliminación de líquidos y toxinas que nuestro cuerpo no necesita, además, este tipo de tratamiento de termocontraste es muy beneficioso para los músculos y tendones de nuestro cuerpo.

La tecnología orientada a la crioterapia puede obtener mejores resultados si se combina con procesos que incluyan también altas temperaturas, las cabinas Cryosense son las únicas que permiten combinar la acción del frío y el calor en un mismo tratamiento, sin necesidad de utilizar varios dispositivos. 

Qué es un tratamiento de termocontraste

Un tratamiento de termocontraste es un proceso mediante el cual sometemos al cuerpo a temperaturas extremas, por una parte, temperaturas frías y a continuación a temperaturas elevadas, generando una reacción del organismo completo. 

Por tanto, lo que hacemos es obligar al cuerpo a adaptarse a ambientes de contraste continuamente, lo cual tiene muchos beneficios. 

Objetivos de estos tratamientos

Este tipo de tratamientos se utilizan con diferentes fines, debido a sus muchas ventajas.

Muchos pacientes buscan regular su circulación, esto es posible gracias a la vasodilatación que se produce al someter al cuerpo a temperaturas excepcionales, una mejora de la circulación ayuda a sanar partes del cuerpo dañadas o lesionadas, acortando los tiempos de recuperación. 

Los contrastes son un excelente analgésico, especialmente en patologías consideradas crónicas. Mediante la exposición del cuerpo a temperaturas bajas y altas conseguimos reducir el dolor, y además lo hacemos de forma sostenida, con resultados a largo plazo. 

Las temperaturas extremas son un modo natural de eliminar tanto toxinas como otros elementos que el cuerpo no necesita, las cabinas de cuerpo completo actúan en todo el organismo, impidiendo que estas toxinas se reproduzcan y eliminándolas de manera eficaz. 

Este proceso también permite eliminar grasas localizadas, en pacientes que necesitan un tratamiento específico para este fin.

Cabinas Cryosense para tratamiento de termocontraste

Cryosense es la única marca que ofrece cabinas de termocontraste, capaces de alcanzar tanto temperaturas frías como excepcionalmente altas, sin que este proceso dañe la cabina. Durante todo el tratamiento la temperatura se puede controlar, para garantizar la seguridad de cada paciente. El efecto es inmediato y los beneficios se perciben desde la primera sesión, generando un bienestar duradero en el paciente, además, en caso de lesión, el contraste de temperatura actúa directamente sobre la zona dañada, mediante un efecto frío calor muy beneficioso en este tipo de casos. 

 

FUENTES 

Escribe un comentario