Cryosense, con el baloncesto de alta competición