Crioterapia para VPH, tratamiento del Virus del Papiloma Humano

Crioterpaia y dermatología
Crioterapia y dermatología, la mejor solución para problemas de piel
27 febrero, 2019
Recuperación de lesiones musculares
Métodos de recuperación de lesiones musculares deportivas
13 marzo, 2019
Show all
Crioterapia para VPH, tratamiento del Virus del Papiloma Humano
Crioterapia para VPH

La crioterapia para VPH es una de las soluciones más eficaces para tratar el virus del papiloma humano. Gracias al nitrógeno líquido evaporado se pueden combatir las verrugas dérmicas que surgen debido a la infección.

Esta semana analizamos el origen del virus del papiloma humano y cómo es la crioterapia para VPH.

Qué es el virus del papiloma humano

Se trata de un virus cuyo material genético está compuesto de ADN y que representa una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes del mundo.

Existen grupos diversos de virus del papiloma humano, de hecho, se conocen más de 100 tipos diferentes. Los VPH solo desarrollan infecciones productivas en el epitelio de la piel.

Los síntomas más habituales son los que producen verrugas o condilomas visibles en distintas partes del cuerpo, aunque en los casos más extremos pueden desarrollarse infecciones subclínicas que desembocan en diferentes tipos de cáncer, aunque estos casos representan una minoría.

Entre el 30 y el 40% de los casos totales se transmiten a consecuencia de relaciones sexuales sin protección, provocando verrugas genitales que pueden ser muy dolorosas. Si se tratan adecuadamente, la mayoría de las infecciones tienen poca importancia a largo plazo y desaparecen con el tiempo.

Cómo es la crioterapia para VPH

La técnica de la crioterapia para tratar verrugas producidas por VPH se basa en la congelación de estas verrugas por medio del nitrógeno líquido evaporado.

Por medio de varias sesiones, podemos conseguir que las señales cutáneas desaparezcan y la piel recupere su aspecto.

Estas son las consideraciones principales que debemos tener en cuenta a la hora de recibir un tratamiento de este tipo.

  • Normalmente el tratamiento de crioterapia lo administra un médico, ya que el nitrógeno llega a la zona específica donde están localizadas las verrugas. El nitrógeno congela el tejido para debilitar la hinchazón.
  • La baja temperatura aplicada permite no solo acabar con la parte visible del VPH, además no tiene consecuencias para la piel, y por lo tanto no queda ningún tipo de marca tras el tratamiento.
  • El número de sesiones depende del tamaño y el número de las verrugas localizadas.
  • Durante el tratamiento, es común percibir un ardor muy leve alrededor de la zona tratada, aunque no llega a ser doloroso.
  • El tratamiento dura entre 1 y 3 semanas, dependiendo del caso.

Contacta con Cryosense para ampliar la información sobre las maquinas de crioterapia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *