Crioterapia muscular para rutinas de acondicionamiento físico

Habitualmente asociamos la acción de la crioterapia a dolencias o enfermedades, que pueden ser paliadas en gran medida por la exposición al frío controlado, sin embargo, la crioterapia muscular también es el mejor complemento como parte de un entrenamiento de acondicionamiento físico.

Cada vez son más los deportistas, tanto profesionales como aficionados, que incluyen la exposición a bajas temperaturas, entre sus rutinas, con el objetivo de potenciar los resultados de sus entrenamientos. 

Cómo actúa la crioterapia muscular en rutinas deportivas

Son numerosos los estudios que acreditan los beneficios de la crioterapia, como apoyo a entrenamientos relacionados con el desarrollo muscular. En este caso, el frío actúa en los músculos mejorando su tono y su volumen, por tanto, los beneficios que obtenemos mediante el ejercicio físico se ven potenciados por la exposición al frío.

Por otra parte, la crioterapia muscular ayuda a la recuperación de los músculos después del entrenamiento. Esta recuperación permite mejorar el rendimiento del músculo, y por tanto, intensificar las rutinas de entrenamiento, lo cual aumenta el tono muscular.

Para conseguir resultados es imprescindible someterse a varias sesiones, especialmente durante los períodos en los que el entrenamiento muscular es más intenso. 

Crioterapia para deportistas profesionales

No todos los deportistas trabajan para aumentar su tono muscular, sin embargo, existen deportes de competición en los que la masa muscular sí juega un papel crucial en el rendimiento del deportista.

Las cámaras de crioterapia se utilizan habitualmente en clubes deportivos en terapias de recuperación, sin embargo, también son muy eficaces para mantener o estimular el tono muscular de un deportista profesional. 

Hay muchas competiciones en las que el deportista busca un pico de rendimiento muy ligado al desarrollo muscular, es en estos períodos en los que es preciso estimular el músculo más allá de la rutina habitual, para acrecentar su volumen y asentarlo, la exposición a períodos controlados de frío intenso ayuda a estimular el rendimiento muscular, y además recupera las fibras dañadas para no perder intensidad en los entrenamientos. 

En Cryosense hemos desarrollado una solución basada en la aplicación de crioterapia de cuerpo completo mediante cabinas, con las que se puede controlar la temperatura a la que es expuesto el deportista. El objetivo es someter al músculo a una temperatura que le permita recuperarse de inmediato y aumentar su rendimiento, para que el deportista pueda entrenarse cuidando su salud, incluso en los ciclos más exigentes. 

FUENTES

  • https://www.fisiologiadelejercicio.com/recuperacion-dano-muscular-inmersion-agua-fria-vs-crioterapia-total/
  • https://www.feda.net/crioterapia-ayuda-hielo-despues-entrenar/
  • https://www.foroatletismo.com/entrenamiento/el-hielo-despues-de-entrenar/

 

Escribe un comentario