Crioterapia y atletismo, la mejor terapia después de la competición