Crioterapia de cuerpo entero para bajar de peso

Cabina personalidad de crioterapia de cuerpo entero del Real Madrid
Enhorabuena al Real Madrid, campeón de Europa por 12º vez
5 junio, 2017
salud 01
Crioterapia para tratar el dolor crónico
21 junio, 2017
Show all
Crioterapia de cuerpo entero para bajar de peso
crioterapia de cuerpo entero

La obesidad es un estado en el que la persona tiene una cantidad o distribución malsana de grasa (tejido adiposo) en el cuerpo que puede llegar a ser perjudicial para la salud. El baremo más sencillo que tenemos para identificar el sobrepeso y la obesidad en adultos es el índice de masa corporal (IMC), que establece una relación entre el peso y la talla. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos dividido por el cuadrado de su talla en metros.

Un IMC igual o superior a 25 determina sobrepeso
Un IMC igual o superior a 30 determina obesidad

La causa fundamental de la obesidad es el desequilibrio entre calorías consumidas y gastadas, normalmente por la ingesta de alimentos hipercalóricos, ricos en grasa, sal y azúcares, junto a una actividad física insuficiente. Más allá del aspecto físico, es importante tratar el sobrepeso por una cuestión de salud: un IMC elevado es un factor de riesgo en enfermedades cardiovasculares (especialmente hipertensión y cardiopatía isquémica), arteriosclerosis, diabetes… Además, la acumulación excesiva de grasa puede provocar dificultad para respirar, lumbalgia, artrosis…

El tratamiento de la obesidad requiere un cambio en los hábitos diarios, como llevar una alimentación equilibrada y aumentar la actividad física. Además, puede complementarse con otras prácticas, como la Crioterapia de Cuerpo Entero. La CCE se utiliza como terapia coadyuvante en los tratamientos de control de peso por la forma en que el organismo reacciona ante la aplicación de frío extremo.

Durante una sesión de CCE, el aire dentro de la cabina puede alcanzar los -196 ºC. Para compensar el brusco descenso de temperatura a nivel de la superficie externa de la piel, el cuerpo activa el metabolismo y empieza a movilizar la grasa acumulada. Dependiendo de la persona, se pueden quemar entre 200 y 800 calorías en una sesión, no sólo durante los tres minutos en que se aplica el frío, sino durante las horas que se prolonga el efecto.

Comparte nuestra web:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Translate »