Tratamiento de crioterapia para el cáncer de próstata

Recuperación de lesiones musculares
Métodos de recuperación de lesiones musculares deportivas
13 marzo, 2019
Qué es el metabolismo basal
Qué es el metabolismo basal y cómo se controla con crioterapia
27 marzo, 2019
Show all
Tratamiento de crioterapia para el cáncer de próstata
Crioterapia para el cáncer de próstata

La crioterapia para el cáncer de próstata se utiliza desde hace tiempo para combatir las células nocivas. La crioterapia tiene muchas aplicaciones en el campo de la medicina, en el caso de cánceres como el de próstata en fase inicial, es una alternativa muy efectiva a la cirugía.

El proceso de crioterapia para tratar un cáncer de próstata

Para llevar a cabo un tratamiento de crioterapia para el cáncer de próstata es necesario aplicar anestesia epidural o general al paciente. Por medio de una ecografía transrectal se hacen llegar una serie de sondas huecas a la próstata, a través de la zona que comunica el ano y el escroto.

Los gases a baja temperatura que transportan las sondas huecas congelan la próstata, tratando de salvar el tejido cercano. Para evitar que la uretra se congele durante el proceso, un catéter transporta agua salada tibia.

Después del tratamiento es recomendable un tiempo de reposo, que suele ser de un día en el hospital.

Las ventajas de la crioterapia en este tipo de tratamiento

Se trata de un método mucho menos invasivo que la cirugía o la radioterapia. El tiempo de hospitalización es menor y se pierde menos sangre, sin embargo la crioterapia se suele administrar en tumores en fases iniciales, ya que en casos más complejos no consigue la misma eficacia que la radioterapia.

Efectos secundarios tras el tratamiento

En la mayoría de los casos los pacientes presentan un rastro de sangre en la orina y un dolor que varía de intensidad dependiendo del paciente en la zona en la que han sido colocadas las agujas.

Es también común la hinchazón del pene o el escroto. Si los nervios que se sitúan alrededor de la próstata son dañados, se pueden dar casos de disfunción eréctil, ya que estos nervios controlan las erecciones.

En casos aislados se puede dar incontinencia urinaria, aunque no es común. Un 1% de los casos presenta un caso de fístula entre el recto y la vejiga.

Los expertos en crioterapia siguen desarrollando este método para prevenir los efectos secundarios y conseguir que la intervención del frío directo en la zona dañada pueda ser aún más efectiva, especialmente en pacientes con un caso de cáncer avanzado. Desarrollando este tipo de métodos, evitamos tratamientos más invasivos.

En Cryosense somos expertos en tratamientos con cabinas de frío, si quieres saber más acerca de sus aplicaciones, no dejes de seguir nuestro blog.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *