El riesgo de sangrado como efecto secundario de la crioterapia