Crioterapia y dermatología, la mejor solución para problemas de piel

Efectos secundarios de la crioterapia
Los principales efectos secundarios de la crioterapia
20 febrero, 2019
Crioterapia para VPH
Crioterapia para VPH, tratamiento del Virus del Papiloma Humano
6 marzo, 2019
Show all
Crioterapia y dermatología, la mejor solución para problemas de piel
Crioterpaia y dermatología

Crioterapia y dermatología son dos conceptos cada vez más relacionados. Las terapias de frío para la piel no solo actúan sobre lesiones, también regenera las capas superficiales y actúa sobre manchas.

En esta ocasión analizamos los efectos de la crioterapia en tratamientos dermatológicos y sus efectos.

Tratamientos con verrugas y otras lesiones

Las conocidas como lesiones tumorales benignas se pueden tratar en su mayoría con nitrógeno líquido a bajas temperaturas. Esta zona de la piel se quema sin que la persona note ningún dolor, pero es necesario realizar un seguimiento posterior, al fin y al cabo, se produce una cicatrización producida por un proceso de congelación controlado.

Pasados unos días la piel recupera su estado y la zona tratada queda uniforme y sin marcas.

Manchas en la piel

Las manchas dermatológicas también se pueden tratar a partir de un proceso de frío. Estas imperfecciones desaparecen en gran medida y tienen mucho éxito en zonas como la cara, el cuello, escote y axilas.

Las manchas de la edad y las manchas provocadas por el sol se pueden tratar con un porcentaje muy amplio de desaparición con crioterapia, un proceso muy poco invasivo y que no deja ningún efecto secundario una vez desaparecen las manchas.

Cicatrices de lesiones anteriores

Otras marcas dermatológicas como las cicatrices también pueden reducirse mediante nitrógeno en estado líquido a bajas temperaturas.

La crioterapia recupera el estado de la piel y disimula las cicatrices en cualquier parte del cuerpo. El nitrógeno líquido actúa de inmediato y, en pocas sesiones, la cicatriz apenas se percibe.

Leishmaniasis cutánea

Esta enfermedad de la piel es causada por un parásito que forma llagas en la piel. Una vez eliminada la dependencia parasitaria podemos actuar ante las marcas presentes en la piel mediante crioterapia.

Lo que buscamos es mantener la piel a muy bajas temperaturas para que las marcas de la leishmaniasis queden disimuladas, y en muchos casos, corregidas.

Crioterapia y dermatología, consultar a un experto antes de comenzar un tratamiento

Antes de comenzar un tratamiento de este tipo debemos consultar nuestro caso con un dermatólogo experto, capaz de determinar el origen de nuestro problema dermatológico y establecer una solución adecuada.

La crioterapia puede ser en muchos casos el mejor complemento a un tratamiento dermatológico, acelerando los resultados y cuidando tu piel con un tratamiento poco invasivo.

Si quieres saber más acerca de la aplicación de la crioterapia no dejes de seguir nuestro blog o contacta con Cryosense para ampliar la información sobre venta de maquinas de crioterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *